Sunday, 30 December 2012

Cicatrices


Me gustaría que vierais mis cicatrices.

Corren por mi cuerpo sin rumbo fijo, mirando hacia abajo, como si quisieran fundirse con mi alma, tocarla, quemarla. A su lado la sangre fluye por las venas iluminando cual luciérnaga el lento y arduo caminar de mis heridas.

Mi piel es un gran surco de incongruencias, toda miel y tela de esparto...luces y sombras...amargo recuerdo de vidas anteriores.

Todo dolor tiene su cicatriz marcando el paso consciente hacia una vida diferente, mutable en su absurdo designio.

Pero la cicatriz avanza, cada vez más profunda, cada vez más intensa. Ya no es carne sino espíritu. Ya no es piel, sino vida.

Mi vida son mis cicatrices, y mi alma es un mar con barcos cuyas anclas arañan el fondo con rabia y lentitud. Los mismos barcos cuyas redes ahogaron a mi sirena doliente...sus ojos me miran desde el fondo, angustiados...

Mis labios ya no rozarán los suyos en los amaneceres de nuestra locura. Ya no podremos gozar de nuestros pulsos sostenidos, nuestras manos temblorosas ya no encontrarán nuestros cálidos centros...su cuerpo ya no es suyo, pero sus cicatrices son las mías.

Cuando mi piel se haga infinita, entonces buscaré el olvido en sus miedos y nuestras cicatrices se fundirán allá donde no podrán ser encontradas.


...


Escribí este texto hace cinco años, cuando empecé a publicar en internet mis relatos, poemas y pensamientos. Han sido cinco años en los que tomado senderos cuyo final me era desconocido pero a pesar de todo los he tomado. Con menos miedos de los esperados, y con la suerte de tenerte ahí para leerlos. Espero que en los próximos cinco años lleguemos a tierras aún más oscuras y que disfrutemos, tú y yo de más conversaciones en torno a luces cada vez más tenues. 

Todo empieza con las cicatrices de un pasado y continúa con las líneas marcadas por un ayer que me lleva al presente y que probablemente me llevará a algún sitio mañana. Cuando no seamos nosotros y el aquí sea valdío.

Bohemian Shadow

No comments:

Post a Comment